26 Jul

El papel de la alimentación en el sueño y el descanso

Existen diferentes factores, como aquellos relacionados con los horarios, las temperaturas o los cambios en la alimentación, que son cruciales para la conciliación del sueño.

Así, el 20% de la población reconoce tener problemas para dormir, porcentaje que aumenta en determinadas épocas como el verano. La falta de descanso, según diversos estudios médicos, puede elevar el riego de padecer determinadas enfermedades cardiovasculares, diabetes u obesidad, además de otros procesos neurodegenerativos o alzheimer. 

Para optimizar el tiempo de sueño es importante mantener una buena alimentación, que nos puede ayudar a la hora de descansar: debemos evitar los alimentos excitantes como los refrescos con alto contenido en azúcar o cafeína, reducir la ingesta de alcohol, intentar mantener unos horarios de comidas regulares o comer con mesura antes de las horas de sueño, pero no hay que olvidarse de los alimentos y minerales más apropiados para aportarnos energía durante el día y descanso por la noche.

  • Los alimentos fuente de melatonina y seratonina como los plátanos actúan como relajante muscular por su alto contenido en magnesio.

 

  • El azúcar en amplias cantidades produce un efecto estimulante, sin embargo, en cantidades reducidas puede activa la orexina, un estimulado relacionado con los estados de vigilia y sueño.

 

  • Las vitaminas B1 y B6 ayudan a que el tripófano, facilitador del descanso del sistema nervioso, permita mejorar el descanso nocturno. El pan integral es una fuente rica en este tipo de vitaminas.

 

  • El pescado azul, junto a los frutos secos, son ricos en Omega 3, que también facilita la síntesis del tripófano. Las conservas y congelados de Atún y Bonito del Norte Campos son una fuente natural de este tipo de ácidos grasos. 

 

Estos alimentos, mezclados con otros como legumbres, tomates, arroz, huevos, lácteos, avena, dátiles…  gracias a su efecto relajante, mejorarán tus horas de sueño, siempre combinados de forma equilibrada y junto a un estilo de vida activo. 

ETIQUETAS:
alimentación, descanso, salud, verano,