23 Abr

El pescado azul reduce a casi la mitad la esclerosis múltiple

El consumo de pescado azul puede reducir a casi la mitad la evolución de la esclerosis múltiple. Esta enfermedad neurodegenerativa destruye el sistema inmune de la capa que protege las neuronas.

Gracias a los ácidos grasos omega 3 del alimento, se disminuye la exposición de trastornos mentales como la esquizofrenia o la posibilidad de un segundo infarto. Estos grasos poliinsaturados retrasan el alzhéimer y refuerzan la capacidad cognitiva en la niñez.

Por eso, el hábito de incluir pescado azul, como el bonito o el atún, en nuestra dieta es beneficioso para nuestra salud. También podemos acompañar esa alimentación con suplementos de tipo ácidos grasos derivados del pescado.

Un estudio ha comparado situaciones en las que se consumía semanalmente una ración de pescado más suplementos diarios y en las que apenas se comía una porción de pescado sin suplementos. En base a esto, se ha comprobado que el primer caso ayuda a reducir el riesgo de la esclerosis múltiple en un 45%.

Y es que nuestra dieta no solo influye en el transcurso de esta enfermedad, sino que es capaz de intervenir en su aparición.

ETIQUETAS:
pescado azul, omega 3, esclerosis múltiple