Logotipo Campos

Campos

Icono volver listado
28 Feb

¿Cómo es la pesca del Bonito del Norte?

Imagen noticia ¿Cómo es la pesca del Bonito del Norte?

Desde hace siglos, el Bonito del Norte ha sido capturado sin más medios que las embarcaciones y la fuerza de los pescadores. Si te preguntas cómo es este método histórico, en esta entrada os contamos las claves para conocer cómo es la pesca del Bonito del Norte.

El Bonito es un gran nadador, muy ágil y rápido, así como un gran depredador de peces que se mueven por el fondo marino. Estas cualidades dificultan su pesca, por eso se requieren pescadores con una amplia experiencia y gran técnica. 

La campaña de la pesca del Bonito, conocida como La Costera del Bonito, da comienzo entre el final de la primavera y el principio del verano, cuando los cardúmenes migran en busca de alimento. Este movimiento migratorio se da hacia aguas más superficiales y costeras por lo que se facilita su pesca. En verano, llegan al Golfo de Bizkaia persiguiendo bancos de peces más pequeños como anchoas, sardinas y jureles. La campaña del Bonito del Norte suele finalizar en otoño, entre septiembre y octubre. Pasado este tiempo el Bonito vuelve a su lugar de origen. 

La pesca tradicional (realizada en el Golfo de Vizcaya de junio a octubre) es sinónimo de pesca selectiva, ya que los bonitos se izan uno a uno, sin redes, permitiendo una adecuada selección de los ejemplares, evitando la captura accidental de otras especies, y reduciendo los daños físicos del animal. Una técnica que a día de hoy sirve como referente de sostenibilidad en el ámbito de la pesca.

Existen dos artes de larga tradición para pescar túnidos. En concreto, para el Bonito del Norte, las técnicas de pesca se llevan a cabo con caña y anzuelo, aunque lo primero de todo es detectar y localizar el cardumen.

 

Método del cebo vivo 

Esta técnica tradicional y artesanal se ha mantenido prácticamente intacta durante los años, a pesar del avance tecnológico este sistema de pesca apenas se ha modificado.

Actualmente se utiliza generalmente en Cantabria y el País Vasco, permite capturas mayores, pero también requiere tripulaciones de entorno a quince o dieciséis personas.

Tras pescar los peces que se utilizarán como cebo vivo (anchoas o verdeles), el atunero se dispone a buscar el banco de bonitos del Norte. Una vez localizado, se coloca encima, inmóvil. Mientras se lanza el cebo al mar, se dirigen también chorros de agua para, por un lado, darle movimiento y simular una superficie llena de peces, y por otro lado ocultarles parcialmente el barco y los pescadores. Cuando el bonito pica, se levanta a mano, mediante carretes. En el caso de los ejemplares más difíciles de izar, otro pescador ayuda a subirlo con un bichero (un largo palo con un garfio metálico en su extremo).

 

Método de cacea o curricán

Esta técnica se realiza con el atunero en movimiento, se basa en el arrastre del aparejo. Se despliegan largas perchas en cuyos extremos se coloca cebo artificial, generalmente rápalas, señuelos de pesca de colores llamativos y brillantes. Una vez los bonitos pican, se izan a mano o con carretes. Hoy en día se sigue pescando de esta forma, lo hacen principalmente pescadores de Galicia y Asturias.  

En ambos casos, tras ser capturados se sacrifican rápidamente para evitar su sufrimiento y son cubiertos de hielo en las bodegas, a la espera de ser desembarcados en puerto.

Icono Imprimir Icono Mail Icono Facebook Icono Twitter Icono LinkedIn Icono Google Plus Icono Pinterest
ETIQUETAS:
pesca tradicional, bonito del norte
Icono volver listado