28 Mayo

Comprar con cabeza

La alimentación es una parte fundamental de nuestras vidas, y el momento de la compra es decisivo: cuando vas al mercado, a la tienda o al súper, todas las decisiones que tomas influyen en aspectos como tu bolsillo, tu salud, el medio ambiente… 

El ahorro es la preocupación más común, por eso hay que mirar algo más que los precios. Es importante llevar la compra previamente planificada, de esta forma evitamos caer en gastos improvisados innecesarios. Por otro lado, hay que tener muy en cuenta la relación calidad-precio, porque en ocasiones los precios más reducidos son sinónimo de baja calidad. Confía en las marcas de siempre, las que te ofrecen garantías. 

La salud es una razón imprescindible a la hora de comprar con cabeza. Por supuesto, es conveniente tener siempre preparado un menú semanal, y tal como hemos mencionado en el anterior punto, hay que llevar la lista de la compra hecha con antelación para evitar caer en caprichos que puedan ser perjudiciales para la línea y la salud. Para comprar con sentido común hay que conocer bien los alimentos, y para ello hay que observar con detenimiento los ingredientes y la información nutricional que contienen las etiquetas. 

El medio ambiente también nota las consecuencias de nuestras decisiones de compra. Por ejemplo, los envases reciclables (si se reciclan correctamente) hacen un gran favor a la tierra. Además del envoltorio, el contenido también influye: lo ideal es que el producto que se compra, o su materia prima, provenga de fuentes respetuosas con el medio ambiente. En el caso de nuestros productos, sus diferentes certificaciones (MSC, Dolphin Safe…) garantizan un producto de origen sostenible. 

ETIQUETAS:
compra, sostenibilidad, ahorro, salud, medio ambiente